Protestas contra el fraude y la imposición de Juan Hernandez, continúan con intensidad en todo el país.

Nacionales, Politica

Las movilizaciones de protesta han continuado por toda Honduras, cuando algunos pensaban que después de la “toma de posesión”, la frecuencia de estas disminuiría. En Colon, Lempira, Comayagua, Francisco Morazán, Atlántida, Cortes, Olancho, El Paraíso y otros departamentos se han reportado enfrentamientos entre policía, militares y protestantes.

La tónica ha sido en general la misma desde que se realizó el fraude con el que impusieron a Juan Orlando Hernández como presidente, este día, grupos de militares y policías  disparando gases tóxicos  a la población indefensa que se defiende del ataque regresándoles los artefactos asesinos y con piedras. Se informo de detenidos, torturados y un manifestante asesinado por las balas militares. En contraste la policia se quejo que uno de sus oficiales recibió una pedrada en la cabeza.

La matriz mediática ha querido hacer invisibles  las protestas y a inundado la programación con la “toma de posesión” que pareció un acto de playback (pregrabado), al que no asistió nadie más que el grupo cercano de Hernández y algunos activistas pagados a los que trajeron de todo el país, porque solo de Tegucigalpa no llenarían el estadio nacional, el que apenas tiene un aforo de 50000 personas a lleno máximo.

Una contradicción paradójica, el hombre que agradece a Dios por que los hondureños lo eligieron presidente, toma posesión escondido de ellos, y encima paga a los que llegaron a vitorearlo, algo más parecido a un programa de televisión con risas y aplausos grabados.

Lo cierto es que el acto que según Hernández y su grupo, sería un punto de inflexión en la crisis, resulto no serlo y se ha convertido más bien en un multiplicador del rechazo y ya analistas han advertido, que lo que viene es la insurrección de un pueblo al que el poder le ha demostrado, que la opción electoral en Honduras no es una opción. Ya lo han dicho los líderes de los partidos de mayor representación en el país, Liberales y de LIBRE, “no reconocemos a Hernández como presidente”, lo que se viene es la ingobernabilidad y establecer cuanto están dispuestos a apostar los poderes facticos del país, para ,mantener en el poder al hombre más repudiado de la historia reciente de Honduras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.