El Borde de la Copa.Opinion

Nacionales, Politica, Sociales

Acerca del autor: David Del Cid, es un destacado abogado, autodidacta, poeta y escritor, nacido en Honduras, y conocedor de la realidad socio-económica del país.

…en la que mi mano nerviosa vertió el vino que apuré aquella noche, se enamoró de mi boca y me convirtió en su amante, y así, entre suspiro y promesa, entre la copa y mi boca se hizo el idilio perfecto.

A toda hora, o en cita a la media noche, un beso a la visconversa, boca de hombre, borde de copa, borde de copa, boca de hombre

Que me prometes copa? Le pregunte a mi amante, te prometo me dijo, disipar tu tristeza, darte olvido, si olvidar necesitas, darte paz, darte consuelo, sosiego, seguridad en ti mismo, te prometo…… En fin me hizo  tantas promesas que no recuerdo cuantas ni cuales otras fueron.

¿Y tú que me prometes? preguntó, ante todo serte fiel, respondí, hundirme en tus abismos, y  recorrer sus simas ominosas, persignarme ante el altar de Dionisio, “El genio del corazón” eternamente ebrio de hedonismo, (más allá del bien y del mal), hasta que mi alma patinada de vicio y obnubilada de brumas, baile con Melpómene la danza de la muerte

Y tú, desde la misma o cualquier otra barra, seguirás siendo copa, y yo, desde este o cualquier otro abismo, seguiré siendo nada

El genio del corazón” así llama Niestshe a Dionisio, en su obra “Mas allá del bien y el mal”.

Lo expresado en este artículo es responsabilidad del autor, y no es la expresión oficial del medio. Todos los derechos sobre este contenido, pertenecen al Abogado David del Cid y se usan en este medio, por expresa autorización del propietario.

One thought on “El Borde de la Copa.Opinion

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.