Un país de broma. Opinión Editorial

Editorial, Opinion

Cuando te asomas a los medios digitales y escritos de un país, y la noticia más importante que encuentras es la que tiene que ver con el cobro que el genio usurpador a través de un instituto de protección que también es de broma, promulgo para que todos los que tengan especies en extinción como mascotas, tengan que registrarlos, deberías de quedarte estupefacto, boquiabierto, en shock.

Pero Honduras es distinto, desde hace muchísimos años los hondureños nos acostumbramos a que vivimos en un país de broma, un país donde lo que avergonzaría a cualquier otro país, acá nos enorgullece.

Somos el país más pobre de América, donde la mayoría de ciudadanos viven con menos de un dólar por día, sin embargo todas las semanas, el dictador, monta un carísimo evento circense llamado “actívate”, donde una pléyade de obesos que lo acompañan por todo el país, simulan una jornada de ejercicio. A un país de gentes  famélicas, se le invita a hacer ejercicio por que el usurpador, lo hace, digno de imitar.

Los diputados que todas las semanas votan proyectos que afectan a las mayorías hondureñas, también toman su tiempo para discutir en foros, de forma acalorada la medida que tiene revuelto el estanque donde nadan los peces de la hondureñidad. Es horrible gritan rasgando sus vestiduras, un abuso intolerable, obligar a que se registren los loros y cobrar por eso, no lo vamos a permitir sentencian.

Un país donde la violencia gano la partida, y donde el gobierno a través del control de los medios de comunicación, esconde las cifras reales y nos envía cifras maquilladas convenientemente, de manera que correspondan con la verdad oficial. Pregúntese porque aunque en el país todo es miel sobre hojuelas, en Europa y Estados Unidos siguen renovando las alertas para sus ciudadanos, advirtiéndoles del peligro de viajar a Honduras.

Se trata del mismo país en donde la esposa del expresidente Porfirio Lobo, fue acusada de un, montón de delitos los que después fueron, borrados de su prontuario personal, a través de reformas a las leyes, motivadas por el compromiso que tiene entre si la pandilla del crimen organizado que sojuzga este pobre remedo de país.

Y podría citar cien casos más del porque somos un país bizarro, con los valores invertidos, con polaridad contraria, tal que vemos bien todo aquello que en otro lado todos verían mal y celebramos lo que al mundo entero avergonzaría.

En esta caricatura de país, toda la semana, nos hemos ocupado de discutir, analizar, confrontar ideas, nada más y nada menos que en el asunto de los loros. Las redes sociales inundadas de “memes”, en los cuales se ha pretendido ridiculizar la idea, sin entender que nos ridiculizamos nosotros mismos, como patria, como terruño, como sociedad.

Porque cuando iniciativas como estas, desplazan de nuestra atención, temas como el fraude electoral, la usurpación de la presidencia, el abuso de los diputados la aumentarse el salario en más de 50,000 lempiras al mes y decir que con eso no alcanzan ni a pagar la lavandera, el altísimo precio de los combustibles, fuente inagotable de cobro de impuestos ocultos, que enriquece a Juan Hernández y le permite seguir comprando voluntades , es entonces y hasta entonces que comprendemos el nivel de estupidez con que vemos y catalogamos las cosas de importancia para nosotros mismos como sociedad organizada y pensante.

No solo permitimos que nos distraigan con idioteces del tamaño del asunto de los loros, sino que lo celebramos, nos enorgullecemos y lo demostramos mundialmente como algo propio de nuestro terruño, como algo normal, que debiera indignarnos, pero que nos causa risa.

Y así transcurre la vida en este país de broma, que pareciera nacido de la imaginación de Gabriel Garcia Marquez, y que de ser así ya habría sin duda , desplazado a “Cien Años de Soledad” del sitial en que se encuentra, merced a esos cambios grotescos en que se mezcla la realidad y la fantasía. Así es Honduras, un macondo real, un país de broma, donde los loros son más importantes que las personas y donde lo más abyecto es lo que prevalece.

MACH

26.05.2018

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.