Consideraciones sobre el informe de la Comisión de Derechos Humanos después de su visita al país

Nacionales, Sociales

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizó su visita in loco a Honduras del 30 de julio al 03 de agosto de este año, presentando este último día sus observaciones preliminares.

Las organizaciones que integramos la Mesa de Derechos Humanos (MDH) participamos en distintas etapas del proceso, sin embargo, solicitamos al Relator, Joel Hernández, encargado para Honduras una reunión bilateral con el objetivo de plantear asuntos de Estado, derechos humanos y analizar la labor del Sistema Interamericano de Derechos Humanos en Honduras.

 Considerando que, la CIDH es parte del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, creado por la Organización de Estados Americanos, y que, en consecuencia, su proximidad y trabajo lo hace cercano a los Estados de las Américas, la CIDH, juega un rol muy importante en la promoción, investigación y defensa de los derechos humanos, misión de la cual se beneficia el pueblo hondureño. Esta proximidad nos permite encontrarnos en varios espacios con los más altos niveles de dirección de la CIDH, incluyendo sus visitas oficiales y no oficiales.

Es importante recordar que estas son observaciones preliminares no un informe final. De estas observaciones preliminares, la Mesa de Derechos Humanos resalta lo siguiente:

1 Que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos señala en varias oportunidades el control unilateral de los poderes del Estado. A continuación, algunos párrafos referentes:

“Para que exista un pleno disfrute de los derechos humanos, resulta indispensable que Honduras avance en su proceso de institucionalidad democrática, garantice una auténtica separación de poderes y fortalezca el Estado de Derecho.” “

EI reciente proceso de elección del Fiscal General mostró la debilidad de la normativa y la necesidad de regular la misma.

También resultó preocupante la falta de equilibrio entre los poderes públicos que permitan el óptimo funcionamiento del Estado de Derecho.”

Por otra parte, continúan operando los jueces y fiscales de jurisdicción nacional”, quienes serían asignados por el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad (CNDS). La CIDH reitera la importancia que la normativa que sustenta dicho régimen sea revisada en vista que en el mencionado consejo participan autoridades del Poder Ejecutivo y Judicial a través de una actuación conjunta, que pone en duda su independencia e imparcialidad para investigar y sancionar los casos que conocen.”

Como puede observarse los señalamientos de control que tiene el Ejecutivo sobre el Legislativo y Judicial se colige claramente la dictadura que persiste en Honduras.

  1. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos señala el fraude electoral, además reconocido por la Misión de observación electoral de la OEA, y que ha generado una crisis post electoral que persiste. Así, lo expresa en estas líneas:

 “Respecto del conflicto postelectoral, la Comisión observó que persiste un clima político polarizado. Dada la percepción pública sobre la falta de legitimidad de las elecciones, se generaron protestas que fueron reprimidas mediante un uso indiscriminado y desproporcionado de la fuerza…”

“Actualmente se discute la instalación de un diálogo político con el fin de superar la crisis política originada a partir de denuncias de fraude electoral y por los hechos de violencia ocurridos en el marco de las protestas posteriores. La Comisión considera que esta crisis exige una salida democrática, incluyente y participativa. En Este sentido, la CIDH insta a que todos los sectores políticos relevantes a participar en el diálogo como un paso importante para la reconciliación nacional.”

  1. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos señala que la respuesta estatal ante las protestas por el fraude electoral fue asesinar, herir, perseguir y torturar. Así lo apunta:

“…La respuesta estatal a las manifestaciones tuvo como consecuencia por lo menos 22 personas fueron asesinadas; cientos de personas resultaron heridas, incluidos agentes de las fuerzas de seguridad; y más de mil personas fueron detenidas, muchas de la cuales denunciaron malos tratos durante la captura y posterior privación de libertad…” “La Comisión Interamericana dará seguimiento a las investigaciones que se realizan por las muertes ocurridas en ese contexto, así como por las denuncias de malos tratos durante el arresto y detención de personas por parte de la Policía Militar y de la Policía Nacional. La Comisión advierte que, a la fecha, no se habrían presentado cargos contra ningún elemento de las fuerzas de seguridad, por su supuesto involucramiento en los asesinatos o lesiones ocurridas en dicho contexto.”

  1. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos señala la erosión del Estado de Derecho debido a la corrupción e impunidad institucionalizada. Tal como lo apunta a continuación:

“Ante la situación de impunidad y violencia que históricamente ha enfrentado Honduras, el Estado debe redoblar esfuerzos para garantizar los derechos de la población y que ésta recupere la confianza en las instituciones estatales.”

“En relación con la institucionalidad democrática y el Estado de Derecho, persisten serios desafíos. La situación de impunidad estructural y la corrupción han erosionado la confianza en las instituciones públicas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.